Vang Vieng, de la cuna de la fiesta a los paisajes más relajantes

Vang Vieng es una ciudad muy famosa entre los mochileros por ser la cuna de la fiesta en Laos. Aquí se puede o, más bien, se podía hacer “tubing“. Ésto consistía en bajar la corriente del río con una especie de “donut” mientras se iba parando en los diferentes bares que había a ambas orillas del río para beber alcohol. Alcohol+corrientes de agua no es buena combinación y muchas personas han llegado a morir aquí (la última, por cierto, un par de semanas antes de que nosotros llegaramos a la ciudad), así que ahora la mayoría de los bares están cerrados, y ya no es lo que era antes. Aún así, las calles de la ciudad se llenan de jóvenes occidentales en busca de fiesta. Sin embargo, y por suerte, esta ciudad no es sólo éso y sus alrededores ofrecen muchas posibilidades. De hecho, aquí hemos podido ver uno de los paisajes más bonitos del país. De esos que invitan a tumbarte a contemplarlos y relajarte mientras escuchas sólo el sonido de la naturaleza a tu alrededor.

2015-12-28 11.02.02.jpg

CÓMO LLEGAR

Vang Vieng está a 184 km al sur de Luang Prabang. Se puede llegar tanto en bus local como en minivan y se tardan unas 5 horas. Nosotros, después de preguntar en varios sitios, optamos por comprar los billetes de la minivan en nuestra guesthouse por 150.000 kips (17€). La diferencia de precio entre el bus y la minivan era mínima y la minivan, además, te viene a buscar a la guesthouse y, supuestamente, es más cómoda. Supuestamente, sí, porque resultó ser el peor viaje que hemos tenido hasta ahora! Los asientos eran super rectos y había muy poco espacio entre ellos. Además, las mochilas, en lugar de ponerlas en la parte de arriba de la furgoneta, el tío va y las mete entre los asientos y para que quepan bien nos echa los asientos de delante hacia atrás, por lo que el espacio quedó reducido a 1cm y con las mochilas pequeñas encima de las rodillas. Empezábamos bien el viaje… Además las carreteras en Laos no son las mejores precisamente… y este trayecto, en especial, nos pareció malísimo! Tanto que estuvimos los dos con dolor de estómago y ganas de vomitar las 5 horas que duró el viaje!

QUÉ HICIMOS

Además de descansar un par de días porque Pilar estuvo mala, alquilamos una moto para recorrer los alrededores y ésto es lo que vimos:

1. CUEVA THAN PHOU KAM

Es una cueva bastante grande que se puede explorar por tu cuenta, siempre y cuando lleves linterna porque está muy oscura. La cueva está en alto y para poder llegar a ella hay que pagar 20.000 kips (2,3€) por persona y subir unos escalones construidos en la piedra de la montaña. En la entrada de la cueva nos dio la bienvenida un buda dorado reclinado, que quedaba totalmente iluminado por los rayos de sol que entraban, dejando una imagen preciosa.

2015-12-28 10.01.37.jpg

Una imagen que contrastaba totalmente con la oscuridad del resto de la cueva. Mientras explorábamos la cueva no podíamos dejar de imaginarmos a las personas allí escondidas durante el bombardeo de EEUU aunque no sabemos si realmente hubo personas en esta cueva en concreto). Además, en una de las paredes, los visitantes han ido plasmando las huellas de sus manos con el barro del suelo. Nos dio la sensación de que las personas allí escondidas habían estado pidiendo auxilio y nos entró un escalofrío por todo nuestro cuerpo.

2015-12-28 10.52.32.jpg

2. BLUE LAGOON

A la bajada de la Tham Pou Kham está la famosa Blue Lagoon. Más que una laguna, nos pareció una charquita de agua azul turquesa. Estaba muy llena de grupos de chinos y coreanos que se lo estaban pasando en grande saltando desde un árbol. Estaba tan llena que no pudimos quedarnos a relajarnos y disfrutar de sus aguas pero nos dimos un baño rápido refrescante que nos vino genial!

2015-12-28 10.08.18.jpg

3. RECORRER LOS ALREDEDORES EN MOTO

Esto ha sido, sin duda, lo que más nos ha gustado de Vang Vieng: coger la moto y hacernos unos cuantos kilómetros alrededor de la ciudad sin ningun propósito concreto. Y es que visitar los lugares recomendados mola pero…alquilar una moto y pasar por caminos de cabras digo… de búfalos, esquivar piedras y baches rezando para no pinchar, ver niños en cada pueblo que te saludan con una sonrisa, frenar para no comerte la vaca o la gallina que se te cruza y sentirte pequeño ante la majestuosidad de las montañas…no tiene precio!

De esta manera hemos podido ver unos de los paisajes más impresionantes de todo el país, eran tan bonitos que es difícil explicar con palabras. Así que como una imagen vale más que  mil palabras, aquí os dejamos algunas.

2015-12-28 11.18.22.jpg

Durante el viaje, fuimos pasando por diferentes pueblecitos, viendo como viven su día a día, y todos los niños nos seguían y saludaban con ese “sabaidee” (hola en su idioma) que suena tan gracioso cuando ellos los dicen.

2015-12-28 10.56.44.jpg

4. CUEVA DEL AGUA

El último día fuimos a ver la cueva del agua, que está a unos 16 km de Vang Vieng. Nos costó bastante encontrarla porque no hay ninguna señalización. Pero después de preguntar a 50 personas diferentes por fin encontramos el desvío. Enseguida  nos encontramos con un puente que había que  cruzar, no antes sin pagar los 10.000 kips (1,16€) por persona que te cobran. Pero sólo si eres “falang”, porque delante nuestro iba un chico local que no pagó ni un céntimo… No nos gusta el rollo éste que hay en Laos, hacen pagar por todo! Pero no nos quedó más remedio que pagarlo porque, si no, no podíamos seguir la marcha. La entrada en la cueva fueron otros 10.000 kips por persona pero fue muy interesante. Es una cueva atravesada por un río, así que para poder visitarla hay que ir por el agua. A la entrada te dan una linterna y un “donut” para ir por tu cuenta. Para saber el camino hay unas cuerdas a lo largo de toda la cueva que hay que ir siguiendo. Llegó un momento en el que la cuerda se terminó y tuvimos que nadar un poco para encontrar el siguiente extremo. Nos dio un poquillo de miedo nadar por aquella cueva tan oscura, con el agua helada y en la que no se veía casi por donde ibas, pero enseguida encontramos la siguiente cuerda. Nos gustó la experiencia porque fue algo diferente. Pero, una vez fuera, nos pusimos a pensar lo peligroso que puede resultar… ¿y si se pone a llover a cántaros y se bloquea la entrada, cómo sales? ¿y si te pasa algo allí dentro, quién sabe que estás allí?

2015-12-28 10.10.14.jpg

La entrada de la cueva

DÓNDE DORMIMOS

La guesthouse que hemos elegido en Vang Vieng se llama Sengaloun. Nos ha parecido una de las mejores habitaciones donde hemos estado. Grande, limpia, con cama cómoda y una dueña muy simpática, por sólo 60.000 kips (7 €) la noche.

2015-12-28 11.20.07.jpg

NUESTRAS IMPRESIONES

  • Nos ha parecido genial que en la mayoría de restaurantes de la calle principal pagas una comida y entra incluido un batido de frutas natural o un té 🙂
  • Muchas veces los camareros no entienden lo que les dices y pides algo sin cebolla y sin picante, te dicen que sí, hacen como que apuntan, y te lo traen como quieren! 
  • Nos hemos dado cuenta de que lo más bonito de un viaje no es visitar los típicos lugares turísticos donde todo el mundo va. Estos lugares, al fin y al cabo, sí, son bonitos, pero están llenos de turistas, pierden autenticidad y muchas veces no te aportan nada más. Para nosotros es más bonito y especial cruzarnos con cientos de niños que nos sonríen y jugar con ellos, ver a una madre con su niño colgado a la espalda, a una señora lavándose en el río con su “pareo” típico para no enseñar nada, a un búfalo que se cruza, un atardecer en medio de las montañas… Muchas veces lo más bonito no son lugares, sino momentos!

3 comentarios el “Vang Vieng, de la cuna de la fiesta a los paisajes más relajantes

  1. Es apasionante e inesperado todo cuanto contáis y dejáis ver en forma de fotografías: bellísimos paisajes y guapísimos protagonistas!
    Que empecéis el nuevo año con tantas ilusiones y ganas de descubrir! FELICIDADES A LOS DOS.

    Me gusta

    • Gracias Toñi!! El 2016 ha empezado, sin duda, de una manera especial. Ilusiones y ganas de descubrir tenemos muchas! Os deseamos lo mejor para este nuevo año! Muchos besos! 😙

      Me gusta

  2. Pingback: Guía de viaje de Laos | Con el mundo en la mochila

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s