Maya bay, “La Playa” de Leonardo DiCaprio

[Post actualizado en febrero de 2018]

Maya Bay se hizo famosa tras convertirse en el escenario en el que Leonardo DiCaprio rodó la película La Playa. Desde entonces, es uno de esos lugares que nadie quiere perderse en su visita a Tailandia. Y la verdad es que no podían haber elegido mejor escenario para ello porque cuenta con un entorno privilegiado. Se trata de una bahía que se encuentra en las islas Phi Phi, en concreto en Phi Phi Lee (la isla pequeña) y para llegar a ella se puede hacer de varias formas. Nosotros hemos estado dos veces y de dos maneras diferentes. Os vamos a contar nuestras experiencias y vosotros decidís cuál se ajusta más a vosotros.

2016-03-03-13-53-08

EXCURSIÓN ORGANIZADA DESDE KRABI

Ao Nang fue la ciudad base que tomamos durante nuestro viaje en 2016 para hacer un par de excursiones a islas y playas cercanas. Una de ellas fue a Maya bay.

Nos citaron por la mañana en la agencia para llevarnos al lugar desde donde salían los barcos. Éramos muchísima gente, así que nos divideron en grupos y nos asignaron un barco y un guía. Nos debió tocar el peor guía que había, porque el pobre no hablaba ni entendía, ni papa de inglés. No nos explicó nada y teníamos que ir preguntando nosotros dónde íbamos, cuánto rato parábamos, etc. Esta excursión nos costó 900 bath (22,5€) por persona más 400 bath (10€) por entrar al Parque Nacional. Estas fueron las paradas que hicimos.

1. BAMBOO ISLAND

La primera parada fue Bamboo island.

2016-10-01 19.47.55.jpg

Una isla pequeñita totalmente paradisíaca de forma redonda. En el centro de la isla sólo hay selva y está rodeada por una playa de agua cristalina y arena blanca impresionante.

2016-10-01-19-50-25

Aquí pudimos estar sólamente 40 minutos, que nos supieron a poco porque realmente es una maravilla de lugar.

2016-10-02 13.15.18.jpg

2. SNORKEL

De camino de Bamboo island a Phi Phi Don hicimos una paradita de 45 minutos para hacer snorkel. A nosotros nos hace falta poco para coger las gafas y zambullirnos a ver qué nos espera en el fondo del mar. En realidad, andábamos en busca de algún pez grande o diferente que nos sorprendiera y fuimos los únicos que nos alejamos mínimamente del barco (la mayoría, especialmente los asiáticos, se suelen quedar con su chaleco salvavidas alrededor del barco). Pero el resultado nos decepcionó bastante. La visibilidad era malísima y lo único que pudimos ver fueron unos pececitos amarillos que iban en manada persiguiéndonos a cada brazada que dábamos.

3. COMIDA EN PHI PHI DON

En este tipo de excursiones suele entrar la comida, así que después de bucear paramos en Phi Phi Don a comer. La comida era tipo buffet y estaba bastante buena. Pero lo que realmente nos llamó la atención fue la playa donde nos paró el barco. 

2016-10-01-19-52-52

4. MAYA BAY

Por fin, por la tarde, poníamos rumbo a “La Playa”. Ya de camino nos íbamos haciendo una idea de la belleza del lugar mientras navegábamos por un mar turquesa salpicado de atolones. Pero estábamos expectantes por ver si realmente era el paraíso que en tantas imágenes habíamos visto o si, por el contrario, se había convertido en un lugar tan turístico que nos iba a decepcionar.

2016-10-01 19.53.36.jpg

Y de repente, la vimos a lo lejos y nos dio la bienvenida con sus enormes brazos que poco a poco nos iban engullendo.

2016-10-02-12-49-31

La estampa era tan bonita que nos hubiéramos quedado horas y horas contemplándola. El color turquesa de sus aguas resaltaba entre las montañas que la rodeaban  y la selva sin explotar que tenía como telón de fondo.

2016-10-02-13-24-31

Solo había un inconveniente:  la gran cantidad de barcos y de gente que, como nosotros, querían disfrutar del lugar.

2016-10-02 12.46.55.jpg

Así que nos bajamos del barco y nos convertimos en un guiri más haciéndonos todas las fotos de rigor.

2016-03-03-13-57-45

Y cuando nos cansamos de hacer fotos decidimos que era hora de disfrutarla, dándonos un bañito y perdiéndonos entre la vegetación a ver qué nos encontrábamos.

2016-10-02 14.40.53.jpg

Y tras una hora dijimos adiós al paraíso de Leonardo Dicaprio.

2016-10-02 13.35.06.jpg

5. MONKEY ISLAND, VIKING CAVE Y ALREDEDORES DE PHI PHI LEE

Nos subimos al barco de nuevo para poner rumbo de vuelta a Ao Nang. Desde el barco pudimos ver Monkey island, que ya os imaginaréis el por qué de su nombre. Fue una pena no poder bajar porque tenía buena pinta, aunque una que yo me sé casi que celebró no tener que convivir con más monos 😉 También pasamos por Viking cave, a la que no está permitido entrar.

2016-10-02 13.39.37.jpg

y navegamos por PhiLeh bay. Aquí no nos detuvimos mucho y nos dio mucha pena porque es una zona preciosa que nos transmitía una paz y una calma inigualables.

2016-10-02 12.51.42.jpg

2016-10-02 12.50.37.jpg

Y sobre las 16.00 estábamos de vuelta en Ao Nang.

EXCURSIÓN PRIVADA DESDE PHI PHI DON

La segunda vez en Maya Bay de Pilar fue con un barco privado desde Phi Phi Don con una amiga. En la isla hay muchas agencias que venden la excursión a la famosa Playa a diferentes horas del día, pero también existe la posibilidad de hablar con alguno de los hombres que tienen un taxi boat para que te lleven ellos de forma privada. Es muy fácil, porque hay muchos dispuestos a hacerlo.

Pensamos que lo mejor era ir a primera hora de la mañana para evitar la cantidad de gente y barcos que nos habíamos encontrado la vez anterior y así poder disfrutar de la bahía con más tranquilidad.  Los precios los tienen bastante fijados y todos nos daban más o menos el mismo precio: 1500 – 2000 bath para dos personas (más los 400 bath por persona que hay que pagar para poder entrar al Parque Nacional) por 3 horas, saliendo a las 6.30 de la mañana. Sin embargo, conocimos a una pareja chilena e intentamos negociar un mejor precio para los 4. Al final lo conseguimos por 3000 bath en total por 6 horas (o lo que es lo mismo, 750 bath por persona) más los 400 que mencionábamos antes.  

2018-02-17 17.04.20.jpg

A las 6.30 quedamos con nuestro barquero y nos pusimos en marcha. Os contamos cómo fue el recorrido.

1. MAYA BAY

La primera parada fue en Maya Bay para poder disfrutar de la playa sin gente. El sol aún estaba saliendo y el mar estaba un poco picado, por lo que no tuvimos la misma sensación que la vez anterior, cuando el sol daba de lleno y se veían unos colores en el mar impresionantes.

2018-02-17 16.44.14.jpg

Sí que es cierto que a primera hora de la mañana evitas coincidir con tanta gente, pero todo el mundo tiene el mismo pensamiento que tú y a las 7 de la mañana la playa ya estaba así.

2018-02-17 16.54.10.jpg

2. LOH SAMAH BAY

Justo detrás de Maya Bay, hay una pequeña bahía donde nos paró nuestro guía para hacer snorkel. El barco nos dejó en la orilla de una playa pequeñita, totalmente solitaria y salvaje.

2018-02-17 16.51.56

3. MAYA BAY DE NUEVO

Como el sol ya estaba arriba, quisimos volver a Maya Bay para poder disfrutarla en su máximo esplendor. El barquero se negaba a llevarnos otra vez, a pesar de que al principio del día nos había dicho que sí. La razón no la sabemos todavía porque no sabía explicarse y sólo nos decía que no, que imposible. Después de mucho insistir, aunque cabreado, accedió, pero nos dejó en la parte de detrás. Tuvimos que nadar y trepar por unas cuerdas, ante la mirada atónita de los chinos que estaban allí. Ahora sí, vimos los colores del agua que recordábamos de la vez anterior pero había muchísima más gente que por la mañana e incluso que la vez anterior que vinimos. No tenemos fotos de este momento porque al tener que ir nadando dejamos todo en el barco.

4. PILEH BAY

La siguiente parada fue en otra playita solitaria en un extremo de esta bahía que nos pareció simplemente espectacular. Siendo sincera, esta fue la mejor parada que hicimos en toda la excursión. En la playa pudimos estar tranquilamente, sin cientos de turistas a nuestro alrededor y el entorno y las vistas que teníamos desde allí no tenían nada que envidiar a la famosa playa. Si tuviera que quedarme con un lugar, sin dudarlo, sería este.

2018-02-17 16.51.16

Después de una hora aquí, nos adentramos en la bahía. Pero ahora sí, volvimos a estar rodeados de decenas de barcos  (en la foto se ven los barcos al fondo). Unos más grandes y otros más pequeños, algunos con mucha gente y otros con menos, unos con música a tope, otros con gente gritando (no sabemos por qué) y otros simplemente tomando el sol. Allí estuvimos otra hora, bañándonos y contemplando aquella maravilla de la naturaleza. Pero sin duda, tanto barco hace no solo que el entorno pierda encanto, sino también, y lo más importante, hace que nos lo estemos cargando poco a poco.

5. VIKING CAVE Y MONKEY ISLAND

Y ya para terminar hicimos una parada en la Viking Cave y la vimos desde fuera. Sigue cerrada al público porque, según nos dijo nuestro barquero, los turistas se encargaban de robar los nidos y huevos de pajáros que había allí dentro… El colofón final lo puso la Monkey island que esta vez, a diferencia de la vez anterior, si que pudimos bajar del barco un ratito para ver los monos.

Y a las 13.30 estábamos de vuelta en Phi Phi Don. Así que pagamos 6 horas pero, al final, fueron 7.

NUESTRAS IMPRESIONES

  • ¿Es Maya Bay un paraíso? Pues sí, tiene todos los requisitos para serlo. ¿El nuestro? Posiblemente no, pues cumple todos los requisitos excepto uno: la gran cantidad de gente que lo visita cada día. Es una pena que existan lugares tan mágicos en nuestro planeta que poco a poco van perdiendo su encanto por culpa de todas las personas curiosas que no queremos perdérnoslos. De hecho, más de 5.000 personas visitan cada día esta playa, lo que está haciendo que se esté deteriorando el arrecife de coral (el 70% del coral está dañado).
  • ¿Qué tipo de excursión recomendamos? El barco privado, sin dudarlo. Las excursiones organizadas tienen el recorrido fijado, hay más de 25 personas en el barco y se para muy poco rato en cada sitio. En cambio, si vas en un barco privado puedes decidir tú dónde quieres parar y cuánto tiempo y se disfruta mucho más. Además a nosotros nos paró en sitios que los barcos grandes no paran y, de hecho, fueron los más bonitos. Eso sí, si os decantáis por esta opción y la hacéis desde Phi Phi Don como nosotros, intentad que sea más de 3 horas, porque en tres horas no os da tiempo de parar mucho tiempo en cada lugar. Si os preocupa el precio, intentad compartir barco con más gente. Nosotros, siendo 4, pagamos lo mismo que si hubiéramos cogido una excursión en una agencia.

2 comentarios el “Maya bay, “La Playa” de Leonardo DiCaprio

  1. Pingback: Guía para viajar a Tailandia por tu cuenta | Con el mundo en la mochila

  2. Pingback: Guía de viaje de Tailandia | Con el mundo en la mochila

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s