Atenas en 3 días

Atenas es una capital pequeña, cercana, alegre y llena de vida a cada momento y en cualquier rincón. Pero si por algo destaca es por su historia de más de dos mil años. Es probablemente la ciudad más histórica e influyente del mundo occidental. Donde nació la democracia, donde adquirieron importancia disciplinas como las matemáticas y la filosofía o donde surgieron los primeros juegos olímpicos. Después de 3 días pateándonos la zona más antigua de arriba a abajo, creemos que precisamente se debe visitar la ciudad desde esta perspectiva, teniendo en cuenta su antigüedad e intentando comprender su historia.

IMG_20171218_143039.jpg

CÓMO LLEGAR

Desde el aeropuerto es muy fácil llegar a Atenas. Además del taxi, hay dos opciones mucho más económicas (que nosotros sepamos):
Metro L3 (azul). Tiene parada tanto en Syntagma como en Monastiraki, ambas en el centro de la ciudad. Sale cada 30 minutos, y son unos 45 minutos de trayecto. Precio: 10€
Autobús X95. Tiene parada en Syntagma. Sale cada 20 minutos de la zona de “arrivals”, entre la puerta 4 y 5, y tarda aproximadamente 60 minutos en llegar.  Precio: 6€

QUÉ HICIMOS

DÍA 1

1. MONASTIRAKI Y ALREDEDORES

Nada más bajar del metro nos topamos con la plaza Monastiraki de frente, uno de los lugares más concurridos de la ciudad. Esta plaza es uno de los recuerdos que dejaron los turcos por aquí y su nombre hace referencia al pequeño monasterio de origen bizantino que en ella se encuentra.

IMG-20171216-WA0023

 

Es una plaza con mucho ambiente, rodeada de callejuelas llenas de tiendas, cafés y tabernas, como si se tratara de un zoco. Los domingos en esta zona ponen el “mercado de las pulgas”, vamos, lo que viene siendo un rastro con artículos de segunda mano en el que puedes encontrar de todo, desde monedas o cuberterías antiguas hasta libros o muebles. Fue muy interesante perdernos entre las callejuelas, observar a la gente y darnos cuenta que los hombres griegos son todos iguales! Muy altos, con barba y facciones muy marcadas. Eso sí, majísimos todos.

2018-01-14 14.25.14.jpg

 

Bueno, a lo que íbamos. Una de las calles principales es Ermou, que desemboca en la plaza Syntagma donde está el Parlamento. Cuando leíamos qué hacer en Atenas, todo el mundo recomendaba ir desde Monastiraki hasta Syntagma caminando por la calle Ermou.  Ermou es la típica calle comercial de marcas internaciones.  Nosotros os diríamos sí, caminad en esa dirección, pero en lugar de seguir esta calle todo el trayecto, callejead y descubriréis rinconces y tiendecitas más interesantes.

A medio camino entre ambas plazas se encuentra la iglesia Panaghia Kapnikarea de estilo bizantino y también la catedral ortodoxa de Atenas.

IMG-20171216-WA0021.jpg

 

2. BIBLIOTECA DE ADRIANO
Pegadita a Monastiraki. En la actualidad poco queda de ella, pero uno se puede hacer una idea de su majestuosidad. Se construyó en el año 132 D.C por orden del emperador Adriano y fue una de las bibliotecas más importantes. Además de albergar una gran colección de libros y papiros, servía como sala de lecturas y centro de reuniones.
Nota: Cierran a las 14.30. Tened esto en cuenta para que no os pase como a nosotros que llegamos 10 minutos antes de cerrar y la tuvimos que ver “quickly, quickly” (léase con acento griego 😉

2017-12-27 07.48.37

 

3. PSIRI
Para terminar el día dimos una vuelta por este barrio más bohemio. Un barrio lleno de restaurantes y bares donde los jóvenes salen a tomar a algo. Una cosa que nos llamó la atención es que, aún siendo invierno, cada restaurante tiene su terraza y todo el mundo está en las terrazas haga el frío que haga!

DÍA 2

Este día lo dedicamos a callejear sin rumbo y a comer mucho. Pasamos por el mercado central (aviso, la sección de carnicería no es apta para vegetarianos…), por callejuelas, por Koloniaki y sus tiendas de lujo, por los jardines nacionales (recomendables, por cierto)… pero además visitamos:

4. AGORA ANTIGUA
El agora fue el corazón de Atenas, desde aproximadamente el año 600 a.C. Aquí se reunían los edificios más importantes de la ciudad y servía como centro político, religioso, social y comercial.

IMG-20171218-WA0041.jpg

 

En la actualidad es un recinto al aire libre por el que es muy agradable pasear, lleno de vegetación y con la omnipresente colina del Acrópolis de fondo.

IMG-20171218-WA0048.jpg

 

No quedan muchos edificios en pie, pero todavía se pueden ver algunos:

  • Odeón de Agripa: se levantó hacia el año 15 a.C y fue centro de conciertos y conferencias. Ahora solo queda la entrada.
  • Templo de Hefesto: construido entre el año 460 y 415 a.C en honor al dios guerrero Hefesto. Es el templo mejor conservado de la Edad Antigua. De hecho, a nosotros nos impresionó mucho verlo en persona ¿Cómo puede ser que se conserve casi entero después de más de 2000 años? Es increíble.

IMG-20171218-WA0047.jpg

  • Estoa de Átalo: era un centro comercial con 42 tiendas en su interior construido en el año 150 a.C. Gracias a su porche servía también como lugar de socialización, ya que resguardaba del sol y del frío. El edificio que se puede ver hoy en día es una reconstrucción que se llevó a cabo en 1956 gracias a unos arqueólogos americanos. Dentro hay un museo que nosotros no pudimos ver porque estaba cerrado.

IMG-20171218-WA0042

 

Al lado del Agora se encuentra Kerameikos, una de las necrópolis más grandes de Grecia. Pero nosotros no la vimos.

5. TEMPLO DE ZEUS OLÍMPICO
Lo íbamos buscando, pero nos lo encontramos de frente en medio de una gran explanada y se nos escapó un ¡Wow!  Solo quedan 15 de las 104 columnas que tenía debido a un terremoto que lo destruyó en la Edad Media.

IMG-20171218-WA0040.jpg

 

6. ESTADIO PANATHINAIKO
No se trata del estadio de fútbol del Panathinaikos, sino el estadio de atletismo donde se celebraron los primeros Juegos Olímpicos modernos en 1896. Eso sí, reconstruido sobre los restos de un antiguo estadio griego.

IMG-20171218-WA0007

 

7. MONTE LYCABETTUS
Para nosotros fue uno de los “must” del viaje. Cuando subimos nos quedamos con la boca abierta por lo enorme que es Atenas. Desde arriba se ve una enorme extensión blanca con el mar y unas montañas de fondo y,en el centro de la ciudad, una colina con el Partenón.

IMG-20171218-WA0044.jpg

 

Es probablemente uno de los mejores lugares para ver una panorámica de la ciudad y disfrutar del atardecer.

IMG-20171218-WA0043.jpg

DÍA 3

El plato fuerte lo dejamos para el final. Llevábamos dos días viéndolo de lejos desde cualquier punto del centro de la ciudad y ya teníamos ganas de subir a la Acrópolis y ver aquello que tantas veces habíamos visto fotografiado y estudiado en el cole. Algunas personas decían que nos iba a decepcionar y otras que nos iba a gustar y la verdad es que teníamos ganas de juzgar por nosotros mismos.

8. PLAKA Y ANAFIOTIKA
Para subir a la Acrópolis lo hicimos callejeando por las laberínticas calles de Plaka. Es el barrio más antiguo de Atenas, a los pies de la Acrópolis. La verdad es que aunque tiene su encanto, nos pareció demasiado turista, lleno de tiendas de souvenirs.

A continuación de Plaka, está Anafiotika. Es probablemente el barrio más tranquilo de la ciudad. Con sus calles estrechas y empinadas y sus casitas blancas, nos recordó un poco a Granada.

2018-01-14 13.57.39.jpg

 

9. ACRÓPOLIS
La colina sagrada de la época de Pericles (449 a.C) estaba dedicada a rendir culto a los dioses y principalmente a Atenea, protectora de la ciudad.

Nada más entrar en el recinto está el Odeion de Herodes Ático, uno de los teatros mejor conservados de la Grecia clásica.

IMG_20171218_134429.jpg

 

Subiendo unas escaleras de mármol llegamos a los Propileos, la majestuosa entrada a la Acrópolis. La verdad es que pasando por aquí es fácil imaginarse la Acrópolis en su máximo esplendor.

2018-01-14 14.06.23.jpg

 

Nada más entrar, se alzaba ante nuestros ojos el Partenón, con algunas grúas y andamios más de las que nos hubiera gustado (pero entendemos que necesarias para su reconstrucción…) El Partenón fue el templo dedicado a Atenea y de hecho albergó en su interior una estatua de la diosa de 12 metros de alto de oro y marfil.

2018-01-14 14.15.03.jpg

 

En frente, el Erecteion, famoso por sus cariátides o columnas en forma de mujer. Es un templo que queda siempre en segundo plano pero que tiene una gran importancia, pues según dicen se levantó en el lugar donde se libró la batalla entre Poseidón y Atenea por la protección de la ciudad. Cuenta la leyenda que aquí Poseidón golpeó con su tridente el suelo y de allí salió un manantial de agua salada que no se podía beber. En cambio, Atenea tocó la tierra con su lanza y salió un olivo, del que podían aprovechar la madera, el aceite y el fruto. La elección para los  atenienses fue fácil, se quedaron con el olivo, convirtiendo a Atenea en la patrona de la ciudad. Si os fijáis en la foto, el olivo sigue estando allí.

2018-01-14 14.17.59.jpg

DÓNDE DORMIR

Nosotros nos alojamos en un hostalito entre Monastiraki y Psiri. Realmente creemos que esta zona es ideal porque puedes acceder a todos los sitios andando. De hecho, nosotros no cogimos transporte público ningún día. Si podéis, evitad la zona de Omonoia, ya que no es una zona segura.

DATOS PRÁCTICOS

Si vienes en invierno, como nosotros, te beneficias del 50% de descuento en todas las entradas a los recintos arqueológicos. Existe una entrada por 30€ (tanto en verano como en invierno) que incluye el Acrópolis, el agora antigua, agora romana, kerameikos, la biblioteca de Adriano, templo de Zeus.

Nosotros optamos por pagar las entradas por separado, ya que no visitamos todo y al tener el 50% de descuento nos salía más barato. Pagamos con el descuento:

Acrópolis: 10€, Ágora antigua: 4€, Biblioteca de Adriano: 2€, Templo de Zeus: 3€ (pero nosotros lo vimos desde fuera porque estaba cerrado).

NUESTRAS IMPRESIONES

  • ¿Que en la Acrópolis solo quedan 4 piedras, como muchos piensan? Sí… ¿pero y cuánto tiempo llevan esas 4 piedras levantadas? Creemos que lo bonito no es sólo ver esas 4 piedras, sino conocer qué eran y por qué, imaginarte cómo serían en su época y comprender cómo vivía la gente. Lo bonito es que estas 4 piedras hagan que te traslades de alguna manera a la época clásica.
  • Nos ha llamado la atención la hospitalidad y generosidad de la gente y lo abiertos que son. Además es muy fácil la comunicación porque hablan inglés bastante bien.
  • Atenas nos ha parecido una ciudad un poco retrasada en algunos aspectos, como por ejemplo, que todo el mundo va en moto sin casco (¡incluso delante de la policía!) y que no es común pagar con tarjeta sino que en casi la mayoría de los sitios solo aceptan efectivo. También nos llamó la atención la cantidad de mendigos y gente que pide en la calle, quizás fruto de la crisis ecónomica que azota el país. Pero lo que no nos pareció, ni de lejos, la ciudad sucia y descuidada que muchos nos decían.
  • La comida fue una de las cosas que más disfrutamos del viaje. La comida casera como “de la abuela”, los gyros, el yogur griego… Sólo de acordarnos se nos hace la boca agua ¿Será que echábamos demasiado de menos la comida mediterránea?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s